Pros y contras de escribir una fábula para niños

Si estás pensando en escribir un cuento para niños te conviene conocer la fábula, un género literario más antiguo que la palabra escrita y menos infantil de lo que se cree

¿Alguna vez has oído a algún autor de literatura infantil definirse como fabulista? No hay muchos, ¿verdad?. La fábula, con su inseparable moraleja, no está muy bien vista hoy en día. Se la acusa de querer adoctrinar a los niños y de utilizar estereotipos.

Sin embargo, las estanterías de las librerías infantiles están repletas de historias con “valor didáctico” y protagonizadas por animales. O sea, de fábulas para niños.

Muchos escritores intentan darle la vuelta al asunto con lobos buenos y cazadores malos, pero en realidad siguen repitiendo ese mismo patrón. Y lo hacen -lo admitan o no- por una sencilla razón: porque la fábula funciona.

¿Por qué funciona la fábula? Porque utiliza un recurso literario eficaz: la personificación.

¿En qué consiste? En convertir en persona lo que no lo es: un animal, una planta, un objeto. La personificación puede ser muy útil en algunos casos, aunque también tiene sus limitaciones, claro.

Estas son, desde mi experiencia, las ventajas y desventajas literarias de la fábula como género infantil:

VENTAJAS DE ESCRIBIR UNA FÁBULA INFANTL

  • La fábula es intuitiva y fácil de entender
  • Permite dar rienda suelta a la imaginación: partiendo de que un animal habla, todo es posible en una fábula
  • La fábula transmite un mensaje claro a través del ejemplo, sin rodeos ni complicaciones
  • El sentido del humor es bienvenido en las fábulas

¿Sin tiempo para escribir?

Descarga ahora mi audiocurso gratuito Juegos literarios on the road y entrena tu creatividad mientras caminas por la calle.

DESVENTAJAS DE ESCRIBIR UNA FÁBULA INFANTIL

  • Los personajes de la fábula son estereotipados y, por ello, bastante planos: no evolucionan
  • No permite medias tintas: la fábula ofrece un único modelo correcto o incorrecto de conducta
  • Muchas de las buenas fábulas clásicas tienen componentes satíricos e incluso eróticos que no son apropiados para niños, y al quitárselos las historias pierden parte de su fuerza

¿Qué me dices? ¿Te animarías a escribir una fábula para niños? ¿Y una fábula para adultos? ¿Qué personajes elegirías? ¿Cuál sería tu mensaje?

Cuéntamelo en lo comentarios y charlamos 🙂

No Comments

Post A Comment